Políticas de refrigeración y sostenibilidad V: PNUMA e AIE por Gabriel Barceló Rico-Avelló

 

Gabriel Barceló Rico-Avelló

Socio fundador y socio de honor de Atecyr

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) establece, por mandato de la ONU, la agenda ambiental mundial, también promueve las iniciativas sobre condiciones ambientales del desarrollo sostenible y actúa como defensor del medio ambiente a nivel mundial. Su misión es proporcionar liderazgo e información para el cuidado del medio ambiente, con el fin de que las naciones y los pueblos mejoren su calidad de vida, sin comprometer a las generaciones futuras.

Refrigeración eficiente.

En el seno del referido programa de la ONU, se ha venido desarrollando la iniciativa de Refrigeración eficiente (https://www.ccacoalition.org/en/initiatives/efficient-cooling).

En la página de Internet de esta iniciativa se expresa: La refrigeración es fundamental para la salud, la prosperidad y el medio ambiente. El enfriamiento eficiente y limpio para todos, sustenta muchos Objetivos de Desarrollo Sostenible y representa una oportunidad para evitar emisiones sustanciales de contaminantes climáticos y atmosféricos.

La demanda de energía para refrigeración es el uso final de más rápido crecimiento en edificios, y se espera que se vendan diez acondicionadores de aire por segundo durante los próximos 30 años. Existe consenso en la comunidad científica de que la mejora de la eficiencia energética en el sector de la refrigeración es una oportunidad estratégica a corto plazo para obtener importantes beneficios climáticos y de aire limpio.

La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal entró en vigor el 1 de enero de 2019. La eliminación gradual de los refrigerantes HFC en virtud de la enmienda tiene el potencial de evitar hasta 0,1 ° C de calentamiento para 2050 y hasta 0,4 ° C para 2100. Los beneficios ambientales y para la salud de catalizar mejoras simultáneas de eficiencia energética, en conjunto con la eliminación gradual de HFC, respaldan la reducción del consumo de energía y las emisiones evitadas de CO2 y hollín, que potencialmente pueden duplicar el beneficio climático de la reducción gradual por sí sola.

Para aprovechar esta oportunidad, la Iniciativa de enfriamiento eficiente reúne a gobiernos, organizaciones intergubernamentales y el sector privado para construir un liderazgo político de alto nivel y facilitar la colaboración entre las partes interesadas. El objetivo es mejorar la eficiencia energética en el sector de la refrigeración mientras los países implementan la eliminación gradual de los refrigerantes HFC en el marco del Protocolo de Montreal.

Refrigerando en un mundo en calentamiento

En 2019 esta iniciativa publicó ya un documento que describe las oportunidades para ofrecer una refrigeración eficiente y respetuosa con el clima para todos.

En un mundo que se calienta, la refrigeración será cada vez más importante para la salud y la productividad de las personas, y para el logro de muchos de los objetivos de desarrollo.

Un mundo que se calienta aumentará la necesidad de acceso a la refrigeración, desde la necesaria “Cadena de frío” que garantiza la seguridad de los alimentos que consumimos, hasta la refrigeración necesaria para las vacunas, desde el enfriamiento de los centros de datos, hasta garantizar el confort y la productividad en los hogares, instituciones y lugares de trabajo. A nivel mundial, se estima que 3.600 millones de dispositivos de refrigeración están en uso hoy en día, y se prevé que aumente a 9.500 millones de electrodomésticos para el 2050. Si se proporciona refrigeración para todos los que lo necesitan en un mundo que se calienta: y no solo para aquellos que actualmente pueden pagarlo, esto requeriría hasta 14 mil millones de aparatos de refrigeración para 2050.

La creciente demanda de refrigeración, si los enfoques actuales son continuados, contribuyen significativamente a un mayor calentamiento global, tanto de las emisiones de HFC y otros refrigerantes, y del CO2 y emisiones de negro de carbono principalmente basada en combustibles fósiles, que actualmente alimentan los equipos acondicionadores de aire y otros equipos de enfriamiento.

Y añadía una variedad de posibles opciones ya probadas:

• Regulación, como Energía Mínima. Normas de desempeño para equipos, que eliminen los sistemas de peor rendimiento del mercado.

• Información, como el etiquetado, incluso comparativo, bases de datos de productos, cursos de capacitación y desarrollo de capacidades para una amplia gama de actores del mercado, incluidos los responsables políticos, productores y usuarios finales.

• Incentivos, como esquemas fiscales, subvenciones o bonificaciones que aumentan la aceptación Refrigerantes GWP. Agregar demanda a través contratación pública y clubes de compradores privados puede acelerar la absorción del mejor enfriamiento disponible tecnologías y reducir el costo de

• Limitar las importaciones equipo de enfriamiento.

Los esfuerzos políticos más amplios incluyen el endurecimiento códigos, integrando consideraciones de refrigeración en zonas urbanas planificación, adopción de sistemas logísticos más efectivos, y estimular el cambio de comportamiento.

Varios países han acordado desarrollar

Planes Nacionales de acción de refrigeración, como los adoptados recientemente en China, India y Ruanda, para garantizar la integración de medio ambiente, rendimiento energético y refrigerante normas de seguridad en futuras NDC

Por último, el informe recuerda la importancia de La Enmienda de Kigali como ejemplo del valor de la colaboración internacional, recordando que se han establecido varias iniciativas para apoyar su implementación. Por ejemplo, la creación de la denominada Kigali Cooling.

Bajo esta iniciativa, la ONU ha liderado acciones, recordando el papel crucial de la refrigeración en el futuro, como la propuesta del gobierno anfitrión en la Cumbre del G7 en Biarritz en 2019, denominada: Compromiso de Biarritz para una acción rápida para la refrigeración eficiente, en un mundo en constante calentamiento.

Refrigeración eficiente durante y después de la pandemia mundial

En 2020, en el seno de la iniciativa de Refrigeración eficiente, fue publicado también este documento (:https://www.ccacoalition.org/en/resources/efficient-cooling-during-and-after-global-pandemic-oewg-42):

La pandemia de COVID-19 ha provocado la inaceptable pérdida de miles de vidas, un desempleo en rápido aumento y una tremenda dislocación económica y social. Mientras buscamos recuperarnos de esta tragedia global, no es suficiente simplemente reconstruir, debemos reconstruir mejor. A medida que los gobiernos organizan esfuerzos de estímulo económico masivo para mitigar los impactos económicos y sociales de COVID-19, aprovechamos esta oportunidad única para acelerar el progreso hacia una refrigeración eficiente y coherente con el clima, para un mundo más resiliente y próspero.

La Iniciativa de refrigeración eficiente de la CCAC y otras entidades, convocaron un evento paralelo al 42º Grupo de Trabajo de Composición Abierta del Protocolo de Montreal. Durante estos actos, los expertos comentaron una serie de temas, por ejemplo, cómo la cadena de frío es necesaria para mejorar la capacidad de recuperación de la salud, reducir las vulnerabilidades respiratorias críticas y proteger el suministro y la entrega de medicinas. Además, analizaron cómo solucionar el abandono de electrodomésticos ineficientes, que resulta perjudicial para el medio ambiente, pero también se refirieron a la necesidad de amortizar esos equipos ineficientes, para evitar excesivos consumos de energía en una época de dificultades económicas.

Agencia Internacional de la Energía

Este organismo internacional se ha referido en diversas ocasiones a la refrigeración y a su eficiencia energética, emitiendo diversas publicaciones sobre refrigeración (https://www.iea.org/).

El futuro de la refrigeración

En este informe (https://www.iea.org/reports/the-future-of-cooling#key-findings) publicado en 2018, la AIE expresaba: El uso de acondicionadores de aire y ventiladores eléctricos para mantenerse fresco representa casi el 20% de la electricidad total utilizada en los edificios de todo el mundo en la actualidad. La creciente demanda de refrigeración de espacios también está ejerciendo una enorme presión sobre los sistemas eléctricos en muchos países, además de aumentar las emisiones. En ausencia de intervenciones políticas firmes, no hay duda de que la demanda global de refrigeración espacial y la energía necesaria para proporcionarla, continuará creciendo en las próximas décadas. Sin embargo, existe una enorme oportunidad para influir rápidamente en el crecimiento de la demanda de energía relacionada con el enfriamiento a través de políticas para mejorar la eficiencia del equipo. Este informe especial de la AIE tiene como objetivo crear conciencia mundial sobre uno de los problemas energéticos más críticos de nuestro tiempo,

El enfriamiento se está poniendo de moda. A medida que aumentan los ingresos y crecen las poblaciones, especialmente en las regiones más cálidas del mundo, el uso de acondicionadores de aire se está volviendo cada vez más común. De hecho, el uso de acondicionadores de aire y ventiladores eléctricos ya representa aproximadamente una quinta parte de la electricidad total en edificios de todo el mundo, o el 10% de todo el consumo mundial de electricidad.

Durante las próximas tres décadas, el uso de AC se disparará, convirtiéndose en uno de los principales impulsores de la demanda mundial de electricidad. Un nuevo análisis realizado por la Agencia Internacional de Energía muestra cómo las nuevas normas pueden ayudar al mundo a evitar enfrentar una “crisis fría” al ayudar a mejorar la eficiencia y al mismo tiempo mantenerse fresco.

La creciente demanda de aires acondicionados es uno de los puntos ciegos más críticos en el debate energético actual. Establecer estándares de eficiencia más altos para la refrigeración es uno de los pasos más fáciles que los gobiernos pueden tomar para reducir la necesidad de nuevas centrales eléctricas, reducir las emisiones y reducir los costos al mismo tiempo. (Según Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE)

El documento propone una serie de Resultados clave, por ejemplo:

La mayoría de los hogares en países cálidos aún no han comprado su primer aire acondicionado.

El aire acondicionado hoy se concentra en un pequeño número de países, pero las ventas de aire acondicionado están aumentando rápidamente en las economías emergentes.

El mundo se enfrenta a una “crisis fría”

Para 2050, alrededor de 2/3 de los hogares del mundo podrían tener aire acondicionado. China, India e Indonesia juntos representarán la mitad del número total.

La refrigeración es el uso de energía de más rápido crecimiento en edificios

Sin una acción para abordar la eficiencia energética, la demanda de energía para la refrigeración de espacios se triplicará en 2050, consumiendo tanta electricidad como, toda China e India en la actualidad.

El problema es que los consumidores de hoy no están comprando los CA más eficientes

La eficiencia promedio de los aires acondicionados que se venden hoy es menos de la mitad de lo que normalmente está disponible en los estantes, y un tercio de la mejor tecnología disponible.

Invertir en AC más eficientes podría reducir la demanda de energía futura a la mitad

Nuestro Escenario de refrigeración eficiente muestra que las políticas efectivas pueden duplicar la eficiencia promedio de CA y reducir la demanda de energía de enfriamiento en un 45%, en comparación con el Escenario de referencia.

La refrigeración impulsará los picos demanda de electricidad, especialmente en países cálidos

Los CA más eficientes pueden reducir la necesidad de nuevas plantas de energía para satisfacer la demanda máxima de energía, especialmente de noche.

Los CA eficientes pueden reducir la inversión, el combustible y los costos operativos.

El Escenario de enfriamiento eficiente reduce los costos de inversión y funcionamiento en 3 billones USD, desde ahora a 2050. Los costos promedio de energía de enfriamiento se reducirían casi a la mitad.

… y también ayudan a reducir las emisiones

Los CA más eficientes reducen las emisiones de CO2 en climatización, a la mitad y, combinadas con fuentes de energía más limpias, pueden reducir radicalmente las emisiones. La contaminación del aire local también se reduce drásticamente.

También te podría gustar...

Deja una respuesta