Etiquetado y Ecodiseño por Ricardo García San José

Ricardo García San José

Vicepresidente del Comité Técnico de Atecyr

Para alcanzar los objetivos de Eficiencia Energética en las instalaciones de Climatización se necesitan equipos eficientes en todos sus componentes: Producción, Distribución, Emisión y Control.

El Ecodiseño (ErP) y el Etiquetado Energético (ELD) son medidas que expresan la voluntad política europea de mejorar la sostenibilidad actuando sobre los productos que consumen energía, son una herramienta muy importante en apoyo del objetivo 2020 y de los retos posteriores más ambiciosos.

El Etiquetado tiene como objetivo informar al consumidor sobre la eficiencia energética de los productos, de modo que sea el propio usuario quien opte por equipos más eficaces, el fabricante está obligado a informar, pero no tiene limitaciones de rendimientos mínimos en los productos que elabora, la filosofía es que el propio mercado se decante por los equipos más eficientes; esta información se limita a equipos de baja potencia, hasta 70 kW, ya que se considera que son las instalaciones en las que el poder de decisión recae en el consumidor; las potencias superiores precisan de la intervención de técnicos especialistas que actuando con profesionalidad seleccionaran los mejores equipos desde los punto de vista técnico-económicos y medioambientales.

El Ecodiseño sin embargo impone las eficiencias mínimas que deben alcanzar los equipos y sin los cuales no se obtiene la certificación CE, no pudiéndose poner en el mercado de la UE productos que no cumplan estas exigencias; además también establecen unos límites máximos a las emisiones de contaminantes; su campo de aplicación alcanza un rango de potencias muy superior al etiquetado, afectando a la mayor parte de los componentes de las instalaciones de climatización.

Las Directivas base y los Reales Decretos con los que han sido traspuestas son:

  • Directiva 2009/125/CE del parlamento europeo y del consejo de 21 de octubre de 2009, por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía (ErP). Traspuesta mediante el Real Decreto 187/2011.
  • Directiva 2010/30/UE del parlamento europeo y del consejo de 19 de mayo de 2010 relativa a la indicación del consumo de energía y otros recursos por parte de los productos relacionados con la energía, mediante el etiquetado y una información normalizada (ELD). Traspuesta mediante el Real Decreto 1390/2011.

Para facilitar la implantación de los equipos más eficientes en los últimos años en Europa se está legislando mediante Reglamentos que, a diferencia de las Directivas, son de obligado cumplimiento para todos los estados miembro sin necesidad de ser transpuestos a la reglamentación propia de cada país.

Esta forma de legislar impone un fuerte incremento de las prestaciones a cumplir por los equipos, que en muchos casos superan las exigencias establecidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), siendo habituales las situaciones en las que al realizar las instalaciones ya proyectadas, se tienen mayores costos porqué los equipos a instalar son mejores que los seleccionados en cumplimiento del RITE y no pueden ponerse en el mercado equipos que no cumplan las exigencias establecidas en los reglamentos europeos.

Los reglamentos actualmente en vigor afectan a la mayor parte de los componentes de las instalaciones, en los cuadros adjuntos se detallan estos equipos, refiriendo el correspondiente reglamento, las fechas de su aprobación y entrada en vigor y la gama de potencias a las que afecta; el etiquetado ecológico afecta básicamente a los equipos de producción térmica, mientras que el ecodiseño incluye también equipos de distribución y emisores.

Teniendo en cuenta el alto número de reglamentos y la disparidad de fechas a partir de las cuales son exigibles estos requisitos se ha considerado muy necesario recogerlos y analizarlos en la “DTIE 16.02 Etiquetado y Ecodiseño” que se ha redactado como un documento de consulta al que recurrir para definir los datos concretos de rendimientos y emisiones de contaminantes asociados a los consumos de energía.

En los primeros capitulos (1 a 4) se definen los objetivos de los reglamentos, se define el proceso para puesta en el mercado de estos productos y se analizan los contenidos comunes a todos los reglamentos como zonas climáticas de referencia, variables que afectan a los rendimientos estacionales, perfiles de carga de los consumos de Agua Caliente Sanitaria (ACS).

Los capítulos 5 hasta 15 se destinan al análisis pormenorizado de los requisitos aplicables a cada tipo de aparato, en aquellos que son de aplicación el etiquetado energético y el diseño ecológico, se definen ambos aspectos, hay equipos para los que únicamente se han publicado reglamentos de ecodiseño.

En el capítulo 16 se detallan los aspectos de eficiencia energética del RITE que actualmente han sido superados por los requisitos de diseño ecológico, y que evidentemente obligan a actualizarlo.

Finaliza con un apartado de conclusiones y otro con el detalle de los reglamentos actualmente en vigor, referidos a los equipos propios de las instalaciones de climatización.

Las instalaciones de climatización con potencia de generación superior a 70 kW requieren un local exclusivo para los generadores, cuando son calderas el local es denominado como SALA DE CALDERAS, para su diseño se deben cumplir los requisitos mínimos que se analizan y desarrollan en las DTIE 15.01, en la cual se tratan todos los aspectos que deben cumplirse en las mismas. En el proyecto de una sala de calderas deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

EMPLAZAMIENTO:

La planta en la que se ubique la sala de calderas debe permitir el acceso de todos sus componentes y su correcta ventilación; cuando el combustible es gas debe tener a demás una superficie de débil resistencia mecánica que evite la afección a la estructura del edificio en caso de accidente.

Con estas premisas las salas de calderas a gas deben tener siempre un cerramiento en contacto con el exterior y situarse en planta baja o superiores.

ACCESOS:

Cuando el acceso se realice desde el interior del edificio deben dotarse de un vestíbulo de independencia que no es necesario cuando el acceso sea directo desde el exterior.

CARACTERÍSTICAS DE LOS CERRAMIENTOS:

Un aspecto básico a contemplar en el diseño de las salas de calderas es el comportamiento de los cerramientos en caso de incendio, este tema se trata con detalle en el capítulo 3.

Otras características que se analizan y no deben descuidarse en los proyectos es el comportamiento acústico, la impermeabilización de los cerramientos, etc.

DIMENSIONES:

Deben preverse espacios suficientes para instalar las calderas con todas las distancias necesarias para su correcto mantenimiento y para los restantes componentes de la instalación térmica, como depósitos de ACS, colectores, etc.

En el capítulo 13 se incluyen tablas para la previsión de estas superficies en el proyecto básico, en función de la potencia y tipo de calderas, así como de los equipos complementarios previstos, incluyendo depósitos para la integración de energías renovables.

VENTILACIÓN:

En todas las salas de calderas se debe prever una ventilación que debe cumplir tres objetivos:

  • Aportación del aire necesario para la combustión.
  • Disipación de calor en la propia sala
  • Eliminación de posibles fugas de combustible.

Para ello se tienen tres tipos posibles de ventilación.

  • Natural directa por orificios
  • Directa por conductos
  • Forzada

La ventilación por tanto debe diseñarse en función de la potencia de generación, del tamaño de la sala y del tipo de combustible, estos aspectos se analizan en el capítulo 5 de la DTIE.

INSTALACIÓN DE COMBUSTIBLE:

Los combustibles como biomasa, gasóleo o gas propano requieren unos locales, o depósitos, para su almacenamiento que no pueden situarse en la sala de calderas, aunque el detalle de estas formas de almacenamiento no se estudia en esta DTIE, en el capítulo 6 se describen los componentes fundamentales de las instalaciones de combustible que sí se encontrarán en el interior de la sala, con especial incidencia en los sistemas de detección y corte de fugas de gas.

INSTALACIÓN ELÉCTRICA:

En el capítulo 7 se describen las instalaciones eléctricas que deben realizarse en las salas de calderas para todos los equipos situados en su interior.

Se analiza la clasificación de de las zonas eléctricas en su interior.

OTROS SERVICIOS:

En todas las salas de calderas son necesarios otros servicios como protección de incendios, llenados, vaciados, desagüe, etc. que son descritos en el capítulo 8.

Se incluyen otros capítulos en los que se estudian las salas de calderas de características especiales como:

  • Salas de calderas de seguridad elevada
  • Salas de calderas situadas en la cubierta del edificio, que imponen algunas precauciones especiales en los circuitos hidráulicos y en las medidas de seguridad.
  • Equipos autónomos, suministrados directamente por los fabricantes.

REFORMAS DE SALAS DE CALDERAS:

En el capítulo 10 se estudian las medidas especiales que deben adoptarse en las reformas de las salas de calderas cuando no puedan cumplirse estrictamente todos los requisitos exigibles a las nuevas instalaciones.

Por último se incluye un apartado en el que se analiza la reglamentación vigente y se proponen los aspectos que deben ser contemplados en las futuras actualizaciones de la reglamentación, entre las que se encuentran las discrepancias que deben resolverse entre el RITE y la normativa de gas, en la cual se han prohibido algunos emplazamientos para gas natural que pueden cumplir con todas las exigencias de seguridad, como salas de calderas para gas natural en semisótano, siempre que una parte del cerramiento quede en contacto con el exterior o patio de ventilación de dimensiones suficientes.

El documento finaliza con una bibliografía.

También te podría gustar...

Deja una respuesta