Tras la pandemia del Covid-19 y ante el cambio climático por Gabriel Barceló Rico-Avello

 

Gabriel Barceló Rico-Avello

Socio fundador y socio de honor de Atecyr

Con este título: Climatización y Refrigeración: Tras la pandemia del covid-19 y ante el cambio climático (Climatización y refrigeración. Tras la pandemia del covid-19 y ante el cambio climático (tendencias21.es), AFEC ha publicado mi último libro, coincidiendo con el Día Mundial de la Refrigeración. En el texto propongo un análisis de las técnicas del frio y de la climatización, de sus impactos y tendencias, ante el calentamiento global y en plena pandemia del Covid19, (diamundialdelarefrigeracion.com).

En este excepcional escenario, en este ensayo exploro el increíble interés que la producción y uso del frio y del calor ha generado en diversas entidades internacionales, que han realizado múltiples investigaciones y estudios sobre su incidencia y su huella en la actual sociedad, y en su futura evolución.

El libro es un ensayo, y también un homenaje al frio en general, en sus diversas posibles versiones, pero especialmente al frio artificial, como tecnología con casi doscientos años de experiencia.

En el libro se analizan los diferentes trabajos e informes publicados sobre estas técnicas por organismos e instituciones supranacionales, en los últimos cuatro años, pero también describe la inesperada irrupción de la refrigeración y de la climatización en entornos no habituales, proponiendo las razones de su valoración y evolución social, y de la incidencia de estas técnicas en la pervivencia de la vida humana.

Como resultado y consecuencia deducible de esos análisis, el texto recuerda que la humanidad ha decidido mantener su supervivencia con la ayuda de las técnicas de refrigeración y climatización, transformando la vida en la Tierra, en la zona intertropical o tórrida, e incluso en otras áreas en las que hasta ahora, era difícil mantener estructuras urbanas.

Ya en 2018, el Rocky Mountain Institute publicó su primer informe: Revolutionizing the Air Conditioner Industry to Solve the Cooling Challenge.

En este documento, se refería a la evolución de nuestras técnicas y expresaba: Varios factores del mercado han contribuido a la lentitud de la innovación en la industria del aire acondicionado (AC), siendo el factor clave el enfoque del cliente en el bajo costo inicial, en contraposición al costo del ciclo de vida. Esto ha llevado a la industria del aire acondicionado a centrarse en las economías de escala, lo que ha permitido una industria altamente consolidada. Los fabricantes de aire acondicionado persiguen altos volúmenes de ventas vendiendo unidades a los consumidores a precios bajos; las eficiencias energéticas de esas unidades simplemente cumplen o superan marginalmente los Estándares Mínimos de Eficiencia Energética. El resultado no es ninguna sorpresa: los acondicionadores de aire de habitación convencionales de mejor rendimiento, basados en compresión de vapor, han alcanzado solo alrededor del 14 por ciento del límite de eficiencia teórico, incluso coincidiendo con la rápida aceleración de la eficiencia de otras tecnologías hacia sus máximos teóricos (por ejemplo, Iluminación LED, paneles solares) en industrias adyacentes. (https://rmi.org/)

En octubre de 2020, ese mismo instituto,publicó un nuevo informe, dentro del Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energético del Banco Mundial (ESMAP), titulado: Primer for Space Cooling, en el que destacaba la necesidad de desarrollar soluciones sostenibles para un mayor acceso generalizado a la climatización, minimizando los impactos disruptivos en los sistemas de distribución de energía, y en las emisiones de gases de efecto invernadero, que se derivan del constante crecimiento de los sistemas de climatización. (Rocky Mountain Institute: Primer for Space Cooling, https://rmi.org/primer-for-space-cooling/)

En sus informes, este instituto estima que en cualquier mercado, tecnología o estrategia, la clave está en la innovación, y que en nuestro caso, la eficiencia es la piedra angular de esta ingeniería. Por tanto, propone soluciones para los sistemas de climatización, con un diseño integrador de eficiencia energética, para hacerlos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, en un escenario de calentamiento global.

Tras esta advertencia, el documento informaba de la convocatoria del premio Global Cooling, y concluía: La magnitud del desafío del enfriamiento global sirve como una llamada urgente a la acción. La solución radica en una tecnología de refrigeración radicalmente eficiente y respetuosa con el clima, con un impacto climático cinco veces menor, y eso está a nuestro alcance. (Kalanki, Ankit and Sachar, Sneha: Revolutionizing the Air Conditioner Industry to Solve the Cooling Challenge, Rocky Mountain Institute, November 12, 2018. https://rmi.org/revolutionizing-the-air-conditioner.)

En agosto de 2020 fue publicado un nuevo texto sobre la convocatoria del premio, en el que se expresaba: Se han logrado grandes avances en la asequibilidad de los acondicionadores de aire (AC), lo que permite la adopción a gran escala en los países desarrollados de todo el mundo, y acelera rápidamente la demanda en los países en desarrollo en las zonas climáticas más cálidas, alrededor de los trópicos. ¡En nuestro mundo cada vez más cálido, el crecimiento previsto de acondicionadores de aire para habitaciones asciende a 10 nuevas unidades AC vendidas por segundo, durante los próximos 30 años!

Destacando el actual desafío de superar la tecnología existente, con reducidos costes de instalación, para alcanzar los retos de futuro, añadiendo: Si bien la búsqueda de tecnologías de refrigeración radicalmente más eficientes sigue siendo importante, son necesidades igualmente, si no más urgentes, el crear conciencia masiva y habilitar medios para superar la barrera del primer costo, en la búsqueda de una refrigeración respetuosa con el medio ambiente. Hoy en día, existen beneficios sustanciales a nuestro alcance, pero esto requerirá un esfuerzo coordinado entre los legisladores, la industria y los principales propietarios para impulsar el cambio tan necesario para abordar las necesidades de confort térmico, sin calentar el planeta. (Sachar, Sneha and Campbell, Iain: We Need a New Approach to Cooling. Agosto 26, 2020. RMI, https://rmi.org/we-need-a-new-approach-to-cooling/)

En sus informes se incorporaba también el concepto, de la climatización sostenible, en el que se incluirían los sistemas de climatización de menor consumo de energía en su explotación, pero de un mayor coste de inversión.

Simultáneamente, otras muchas entidades internacionales publicaron sus investigaciones y criterios sobre el impacto del frio y la climatización en el actual escenario mundial

En mayo de 2018, la AIE publicó su informe titulado: El futuro de la refrigeración. (IEA 2018, The Future of Cooling, París: https://www.iea.org/reports/the-future-of-cooling). En ese mismo año la Organización Mundial de la Salud, publicó otro informe sobre el cambio climático, y a partir de ese momento, numerosas entidades internacionales anunciaron sus investigaciones.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Agencia Internacional de Energía (AIE), difundieron en 2020 el documento: Síntesis de Emisiones y Políticas de Enfriamiento. (Cooling Emissions and Policy Synthesis Report: Benefits of cooling efficiency and the Kigali Amendment. https://wedocs.unep.org/bitstream/handle/20.500.11822/33094/CoolRep.pdf?sequence=1&isAllowed=y).

Premio Global Cooling

El hecho es que esas iniciativas y publicaciones de organismos internacionales, generaron un cierto impacto, dando origen a la ya referida convocatoria de un concurso, en noviembre de 2018, con premios de $ 3 millones, (https://www.fastcompany.com/90265473/richard-branson-just-launched-a-3-million-prize-for-a-better-air-conditioner).

El objetivo de esta convocatoria era intentar resolver la amenaza climática generada, en parte, por la creciente demanda de refrigeración y climatización, mediante la innovación tecnológica, (https://globalcoolingprize.org/), promoviendo la innovación de nuevas y más eficientes técnicas para la generación del frio artificial. Se esperaba que la conclusión de esta convocatoria permitiese un nuevo impulso a estas tecnologías de refrigeración y climatización, energéticamente más eficientes y también más respetuosas con el clima.

La ceremonia de concesión de los premios se celebró el 29 de abril de 2021, no obstante, no han sido premiadas nuevas tecnologías, y es difícil de estimar su incidencia real en la industria, dados los bajos costes de fabricación de las tecnologías hoy en uso.

Han sido premiados prototipos que combinan los sistemas de comprensión de vapor actuales, con soluciones evaporatívas para enfriamiento de los condensadores, o incluso la incorporación de tecnología fotovoltaica de accionamiento directo, para reducir el consumo total de electricidad de la red. Por tanto, no han sido sugeridos prototipos basados en nuevas tecnologías innovadoras, ni tampoco una verdadera revolución tecnológica en el sector.

No es previsible que los actuales sistemas de generación de frio puedan ser sustituidos a corto plazo del mercado de la refrigeración y climatización.

El resultado de los estudios e informes publicados, y de esa convocatoria, es esperanzador tanto para las personas, como para las propias tecnologías de frío o calor, pues nos indica que tenemos marcadas ya estrategias a desarrollar en los próximos años, incluso a largo plazo, que nos permiten vislumbrar con cierto optimismo, un futuro de crecimiento sostenible del sector. La humanidad ha decidido mantener su supervivencia con la ayuda de las técnicas de refrigeración y climatización, transformando la vida en la Tierra, en la zona intertropical o tórrida, y en áreas en las que, hasta ahora, era difícil mantener estructuras urbanas.

Esto permitirá un desarrollo y evolución social y económico, hasta ahora desconocido, precisamente con la ayuda de nuestras técnicas, y de sus previsibles innovaciones tecnológicas

Como conclusión, propongo en el libro publicado que comentamos, que la refrigeración y la climatización no son un problema, sino técnicas que aportan soluciones en la lucha contra la propagación de las pandemias que se trasmiten por aerosoles, y también son herramientas necesarias para la salud y pervivencia de la vida humana, en su lucha contra el cambio climático, y coherentes con el desarrollo sostenible.

También te podría gustar...

Deja una respuesta