- Atecyr - https://www.atecyr.org/blog -

La importancia de aislar las instalaciones correctamente por Guillermo Abril

Guillermo Abril

Ingeniero Técnico de Walraven (Socio Protector de Atecyr)

La importancia de aislar correctamente las instalaciones ha aumentado en los últimos años. Hay dos razones que justifican este crecimiento:

Primero porqué genera un ahorro energético y aumenta la eficiencia de la instalación, por lo tanto equivale a un menor gasto económico, así como otros beneficios inmediatos como puede ser la reducción acústica que ofrece un aislamiento adecuado.

Segundo, las regulaciones locales y regionales han establecido objetivos ambiciosos en términos de aumentar la eficiencia de los edificios.

Por ejemplo, los objetivos de la UE «20-20-20», acordados por todos los miembros en 2015, establecieron el objetivo de reducir en un 20% las emisiones de CO2, aumentar en un 20% las energías renovables y aumentar en un 20% la eficiencia energética para 2020 en toda Europa. El logro de este objetivo depende en gran medida del rendimiento y la eficiencia de los edificios nuevos y existentes, por lo tanto, no es de extrañar que la industria de la construcción también haya tenido el desafío de repensar la forma de construir y qué materiales usar.

Como se ha comentado anteriormente, uno de los objetivos de la UE «20-20-20» es la reducción energética. Para ello uno de los procedimientos más comunes es el de aislar los circuitos de distribución de calor, refrigeración y distribución de ACS para evitar pérdidas de calor.

Tal y como indica el RITE se deben aislar aquellas instalaciones en las que:

  1. La temperatura del líquido sea menor que la temperatura del ambiente del local por el que discurran.
  2. La temperatura del fluido es mayor a 40ºC cuando están instaladas en locales no calefactados, entre los que se deben considerar pasillos, galerías, patinillos, aparcamientos, salas de máquinas, falsos techos y suelos técnicos.

Mediante el RITE podemos determinar de forma simplificada los espesores requeridos para las tuberías y conductos en función de su diámetro exterior (sin aislar) y de la temperatura del fluido. Hay que tener presente que estos valores se han determinado según materiales con una conductividad térmica de referencia a 10ºC de 0,04W/(m·K).

En Walraven disponemos de abrazaderas pre-aisladas para diferentes instalaciones como por ejemplo:

Al seleccionar el aislamiento para tuberías calientes y frías, debe asegurarse de que esté preparado y diseñado para evitar la condensación, la corrosión y las pérdidas de energía. Las abrazaderas para tuberías aisladas calientes y frías podrán ayudarte a mantener el calor hasta donde lo necesites ahorrando así las posibles pérdidas de calor. También evitarán la condensación de las tuberías y ayudarán a reducir el sonido.

El ahorro de energía empieza transportando el calor hasta el lugar deseado sin perderlo por el camino. Al utilizar aislamiento para calefacción, uno de los aspectos más importantes es como evitar el puente térmico. Junto a esto también es importante asegurarse de que el sonido no se traspasará por las tuberías en consecuencia de la circulación de agua caliente. Las abrazaderas para tuberías aisladas para calefacción te ayudarán a resolver el puente térmico. Un puente térmico es una zona puntual o lineal, de la envolvente de un edificio, en la que se transmite más fácilmente el calor que en las zonas aledañas, debido a una variación de la resistencia térmica. Se trata de un lugar en el que se rompe la superficie aislante. Así pues, un puente térmico aparece debido a un cambio en la geometría de la envolvente, o a un cambio de materiales o de resistencia térmica. Además, las abrazaderas aislantes en instalaciones de calefacción ayudarán a reducir el sonido de las tuberías y a seguir con las regulaciones del diseño establecidas.

Los conductos y tuberías de ventilación están expuestos a diferentes temperaturas. Para evitar la condensación, hay que asegurarse de que la instalación esté correctamente fijada y aislada. Como los conductos se apoyan directamente sobre los raíles, hay un puente térmico que requiere de un correcto aislamiento. En este tipo de instalaciones es importante garantizar que el soporte de fijación sea compatible con conductos espirales, ya que son el tipo de conductos más usados para estas instalaciones.

Cuando seleccionas el aislamiento para unidades de aire acondicionado, hay que pensar en aislar las dos tuberías la de suministro y la de retorno. Las dos necesitan ser aisladas para prevenir condensación y la emisión de calor.

Por lo tanto y a modo de conclusión es muy importante realizar un estudio previo de la instalación antes de escoger un aislante y su soporte. El aislante deberá adaptar-se perfectamente a las necesidades de la instalación con tal de garantizar su funcionamiento y deberá estar acompañado de una abrazadera adecuada que sea capaz de soportar el peso de la instalación.

Gracias a un correcto aislamiento:

Para garantizar un correcto aislamiento de las instalaciones y una máxima eficiencia de las mismas, la fijación de la instalación debe minimizar las posibles pérdidas que se puedan producir. Además, una fijación inadecuada puede convertirse en el eslabón débil en la cadena de transmisión de calor y generar un puente térmico. Es por ello que existen abrazaderas pre-aisladas. De esta manera se evitan tres problemas importantes que pueden surgir durante la instalación:

Mediante selladores se conecta el aislamiento de la tubería con el aislamiento de la abrazadera.

De esta manera se garantiza que no haya puntos débiles en el caso de que pongamos el aislamiento por encima de la abrazadera. La conexión de la varilla con la abrazadera es el punto más vulnerable.

A parte de la pérdida de calor que nos genera también conlleva problemas de condensación que afecta a la tubería.

No se debe fijar una abrazadera convencional por fuera del aislamiento (ni que decir una brida o cable), ya que el aislamiento no está pensado para soportar la carga del tubo. De esta manera se deforma y daña perdiendo las propiedades aislantes requeridas.